Jueves, 14 Diciembre 2017 16:40

IGLESIA PARROQUIAL SAN JUAN BAUTISTA

 Su Capilla Mayor y de la Caridad son de estructura gótica con detalles renacientes, de finales del siglo XV. En cambio, las tres naves son ya del siglo XVI, labradas en estilo renacentista. El resto de la iglesia ha venido reformándose desde el siglo XVII.

resized cuadro con angelesLa capilla mayor tiene cinco paramentos reforzados con cuatro contrafuertes en los ángulos. En el paramento central hay una ventana de medio punto, hoy cegada, con dos rosetoncillos gótico - mudéjares. Está cubierta por una elevada bóveda de crucería, cuyos haces de nervios cargan en ménsulas. El arco de triunfo es apuntado, adornándose en su intrados con casetones y florones platerescos y apoya en dos pilastros de época de capitel corintio.

  La cabecera de la nave derecha, que forma la capilla en la que se venera a la Virgen de la Caridad, Patrona de Camarena, está cubierta por una bóveda de crucería cuyos miembros apoyan en ménsulas. Es de estilo ojival con detalles del Renacimiento del siglo XV y principios del XVI.

Las tres naves del templo, de bastante menor altura que la capilla, son del Renacimiento, probablemente del siglo XVI. El resto de la iglesia ha sufrido sucesivas reformas desde el siglo XVII.

resized Iglesia San Juan Bautista 2

      La torre, situada a la izquierda de la cabecera de la iglesia, es una fuerte fábrica de mampostería y ladrillo sobre planta cuadrada. Sin más detalles nobles que dos pequeñas ventanas de ojiva túmida, sube hasta su último cuerpo, que muestra en cada cara dos arcos de ojiva ligeramente túmida inscritos en alfizes o arabaás.

El imafronte, que se halla al oeste, afecta como remate superior, la forma fundamentalmente triangular de gran frontón escalonado. Entre dos salientes estribos de ladrillo con basamentos de sillería aparece la portada, de ladrillo, sencilla y muy característica, que se reduce a un arco apuntado inscrito en un alfiz. El imafronte es de estilo mudéjar, se supone que datando del siglo XV.

        En un aposento dependiente de la iglesia parroquial está la Carroza de Nuestra Señora de la Caridad, espléndida obra de carpintería (al parecer en haya o álamo negro) y de talla dorada, cubierta de laboresen relieve y decorada con esculturas de tamaño natural. La Carroza es de forma prolongada, redondeada por ambos extremos, y muestra en sus dos costados, que se recortan superior e inferiormente de un modo caprichoso, característicos motivos ornamentales de la época.

    En la parte delantera hay dos figuras femeninas alegóricas que, al parecer, representan la Abundancia y Fortaleza y entre ellas hay un niño. En la parte posterior hay un arrogante grupo compuesto por el Arcángel San Miguel (representado en un hermoso mancebo que blande una espada y huella a un espantable y fantástico dragón), un ángel o genio alado (que se dispone a ceñir al Arcángel la corona del triunfador) y una figura femenina sentada y al parecer dormida (Eva).

La decoración del cuerpo de la Carroza la completan cuatro angelillos alados, dos a cada costado.

Las cuatro ruedas van en sus cubos, radios y pinas cuajadas de relieves, como también la larga lanza.

Esta es una obra que data del siglo XVIII, ejemplar único por su importancia por la perfección de su talla, la acertada disposición de los grupos, el gran efecto decorativo y la tendencia alegórica propia de los escultores de su época.

Finalmente, decir que la iglesia contiene un magnífico amueblamiento entre el que cabe destacar lo siguiente:

- El retablo de la capilla principal o de San Juan Bautista, construido en 1516 y 1517, combina asuntos de la vida del Santo con los del Cristo. Dos de las pinturas del cuerpo superior hablan de temas que preceden a la muerte de Cristo (el Prendimiento y Jesús con la cruz a cuestas) y otras dos tratan temas posteriores (Descendimiento de la Cruz y Resurrección). Estas pinturas fueron realizadas por Juan de Borgoña, aunque algunas debilidades del dibujo y proporciones llevan a pensar en la participación de colaboradores. En el cuerpo bajo del retablo encontramos escenas que se refieren a la vida pública de San Juan Bautista hasta su muerte.


- El retablo de Nuestra Señora de la Caridad , obra que data de 1652 - 1660.

- El retablo de la Virgen del Rosario, que es barroco del siglo XVIII.

- El "Calvario" de Copin de Holanda, que está situado en el ático e integrado por tres tallas policromadas que forman el conjunto que preside y corona el gran retablo, con Cristo en la Cruz, la Virgen a su derecha y San Juan a la izquierda. Estas obras tienen un gran estatismo que en ocasiones alcanza la inexpresividad y que se manifiesta en la idealización geométrica de las figuras.

- La capilla de la Dolorosa, obra barroca con decoración policroma y que data del siglo XVIII.

- El órgano de mueblería barroca, que data de 1747, obra de Luis de Berroxo. Fue a mediados del siglo XVIII cuando se dotó a la Parroquia de este órgano restaurado en 1993.

El órgano está realizado en madera de pino y tiene cinco metros de alto y cuatro de ancho. Su parte superior aloja el aflautado de fachada y la trompetería horizontal. La parte inferior integra la consola, el teclado y los pomos de los registros, que están protegidos por dos pequeñas puertas. El teclado tiene 45 notas de octava corta incrustado en hueso sobre base de nogal.


- La pila bautismal, de piedra decorada con gallones con inscripciones en el anillo de coronación (1520).

- Pila bautismal de cerámica de Talavera.

- Convento: antiguo convento de Mínimos de San Francisco de Paula. Actualmente la propiedad conserva de su estado originario el volumen general y unos lienzos.

Se ha realizado en el edificio una reforma que se ha limitado a la planta baja, con la apertura de un nuevo hueco y revocos.

El acceso al convento se efectúa por una portada adintelada con un pequeño guardapolvos y remate de bolas sobre jambas. En el eje del dintel hay una hornacina que contiene una imagen de la Virgen.

En el interior existen restos de la arquería de ladrillo apoyando sobre soportes de piedra de orden toscano, de los que la base y parte del fuste están ocultos por el nivel del nuevo solado.

A través de un pequeño almacén se pueden observar los restos del claustro, formado por una doble arquería.

Con motivo de las obras de restauración de la Iglesia Parroquial San Juan Bautista de Camarena, se ha publicado en el Boletín de Arqueología Medieval Nª14, un artículo acerca de la rehabilitación-restauración y estudio arqueológico de la Torre Mudéjar de la Iglesia, redactado por Rubén Pérez López, vecino de Camarena, y Francisco José Rufián Fernández. 

Ayuntamiento de Camarena. ©2018. Todos los derechos reservados